El principio de todo

Aveces los comienzos son duros y mas cuando no tienes mucha información o personas cercanas que tengan tus mismas inquietudes, en este caso el cielo.
Investigando los comentarios de personas siempre coinciden en una palabra, prismáticos habrá que confiar en estos sabios ya que recomiendan esto para empezar. Al cabo de un tiempo y con practica uno empieza a sacar jugo de unos simples prismáticos, sobre todo en un cielo con baja contaminación luminiscente incluso en una gran ciudad también puedes localizar objetos luminosos pero sin mucho detalle.
Con el tiempo decides apuntar en una libreta una breve descripción de lo que estas observando por el ocular e incluso un pequeño dibujo, como los que muestro a continuacion



Estas son unas muestras de lo que seria los partes de observación, que con el tiempo cambiaría la forma de aprender a observar y fijarte en detalles que antes no podía ver.